top of page

¿Qué es un filtro en una unidad de mantenimiento?

Los filtros en las unidades de mantenimiento son elementos que contienen, válgase la redundancia, un cartucho filtrante. El cartucho filtrante es un elemento hecho de material poroso que bloquea el paso de las partículas sólidas o de aceite.



Filtro de una unidad de mantenimiento
Filtro


El objetivo de colocar un filtro es tener un aire más limpio para evitar fallas prematuras en los equipos neumáticos.


Algunas aplicaciones requieren calidades de aire definidas para poder funcionar. Por ejemplo, en la industria alimenticia, normalmente se tiene que utilizar aire estéril, en especial cuando dicho aire está en contacto con el alimento, ya que se trata de productos para consumo humano por lo que no debe tener ningún tipo de contaminación.


De acuerdo al tamaño, los filtros se pueden clasificar en:

  1. Filtros gruesos: Tienen una porosidad de 5 a 40 micrómetros.

  2. Filtros finos y submicrónicos: Son capaces de retener partículas menores a 1 micrómetro.


En los cartuchos filtrantes, el aire pasa de adentro hacia afuera. Todas las partículas sólidas se quedan adheridas en el cartucho filtrante y lo obstruyen. Esta es la razón por la cual se deben refaccionar dichos filtrantes.


Cartucho filtrante de unidad de mantenimiento
Cartucho filtrante

Por otro lado, las partículas líquidas como el agua condensada o el aceite se unen para formar partículas de mayor tamaño. Dichas partículas se acumulan y se acumulan en el vaso del filtro para posteriormente ser recolectadas o desechadas.



Vaso de un filtro de unidad de mantenimiento
Vaso del filtro

Los filtros pueden tener una purga automática, semiautomática o manual. Depende del fabricante de la máquina elegir una u otra. También depende de las directivas que pueda a llegar el usuario final de la máquina.


Un filtro con purga manual es más económico, pero requiere que una persona vaya hasta la máquina y manualmente abra la purga, vacíe el condensado y vuelva a cerrar la purga. Una purga automática puede ahorrar este trabajo, lo cual se traduce en un ahorro de tiempo para el operador. Sin embargo, un filtro con purga automática tiene un costo más elevado.


Al observar un filtro, es imposible saber si se trata de un filtro grueso o de un filtro fino o submicrónico. Es necesario revisar la hoja de datos del fabricante.



Simbología estandarizada de un filtro en una unidad de mantenimiento.
Símbología de un filtro

La simbología de un filtro consiste en un rombo que tiene en la parte inferior interna, una pequeña línea horizontal que forma un triángulo invertido, que simboliza el condensado. La línea discontinua que parte al rombo por la mitad simboliza al cartucho filtrante. Dicho símbolo tiene tres conexiones: una a la izquierda, una abajo y otra a la derecha. Se trata de la entrada, la salida del condensado y la salida del aire, respectivamente.



27 visualizaciones0 comentarios

Bình luận


bottom of page